Es hora de guardar silencio, es hora de entrenar la mente.

IMG_1825

Una de mi escenas favoritas en “Peaceful Warrior” (sin duda una de las grandes influencias en mi camino como entrenador mental) es cuando Sócrates le pide a Dan que vaya a sentarse a un coche en silencio y que no regrese hasta que le pueda decir algo sabio a su nuevo maestro.

Dan pasa entonces horas en aquel coche viejo antes de animarse a ir con Sócrates por primera vez pero apenas él escucha las palabras del joven gimnasta y sin expresar ni una palabra se da vuelta indicándole así que debe regresar de nuevo a sentarse en silencio. Pasan horas y viene un segundo intento; no hay suerte. Ya en la madrugada un tercer intento; otra vez sin suerte.

El silencio es fundamental en el entrenamiento mental y el silencio es fundamental para el autoconocimiento. Sin este, rara vez convivimos verdaderamente con nuestra mente, y ¿cómo podemos llegar entonces a familiarizarnos, conocer y eventualmente controlar a este ente que nos acompaña desde el momento que tomamos consciencia si no lo escuchamos y no observamos sus dinámicas naturales?

Es por lo anterior y después de un maravilloso año, que es momento de que ahora yo guarde un silencio significativo y continúe así con mi propio autoconocimiento y desarrollo. En concordancia con grandes y admirados maestros o expertos en Mindfulness, lo primero que uno tiene que hacer para trabajar con niños, jóvenes o adultos, es trabajar con uno mismo. De lo contrario, cómo podríamos aspirar a enseñar y compartir esta maravillosa herramienta que es la atención plena si nuestra propia mente sigue completa y celosamente apegada a cientos de hábitos mentales y emocionales que suelen ser poco conducentes para nosotros y los demás y de esto, ni nos damos cuenta–al menos no antes de perder el control, la concentración, la calma, la alegría y la tranquilidad que tanto aheleamos pero que pocas veces buscamos consciente y activamente–.

Así es, es en silencio cuando uno verdaderamente puede familiarizarse con las dinámicas de la mente; observar como esta reacciona a todo; como la divagación y los pensamientos son incesantes; como esta es naturalmente atraída por problemas, pendientes, obstáculos, miedos e inquietudes; como se irrita con la impermanencia y con la incomodidad; como cambia (y con ella nuestros estados emocionales) constantemente su foco de atención y como, contrario a lo que quizá muchos piensan, ella nos controla a nosotros y no nosotros a ella.

Como les digo a las personas con las que tengo el privilegio de trabajar: el primer paso del entrenamiento mental no es llegar a una menta calma
,enfocada en el presente y ecuánime (ojalá fuera así pero la verdad es que esto requiere muchos años de práctica). No, el primer reflejo de este entrenamiento es “simplemente” reconocer que nuestra mente opera bajo las primicias expuestas en el párrafo anterior (y aunque no lo crean, eso ya es un gran avance).

No obstante, también es en silencio cuando uno puede comprender que “en cada momento, aquello que atendemos es nuestra realidad”; que existe un capacidad de atención voluntaria; que si bien los pensamientos, sensaciones y emociones vienen y van a lo largo del día, si nosotros los y las entendemos como lo que son (solo pensamientos, sensaciones y emociones naturales, pero momentáneas), estos y estas pasaran de nuestra conciencia como las nubes pasan en el cielo y entonces podremos regresar nuestra atención a la única realidad que importa: el presente.

Dan regresa con Sócrates ya al amanecer y le dice que “no hay momentos vacíos, que siempre está sucediendo algo” y entonces él accede a continuar con su entrenamiento.

Para mí es hora de guardar silencio y espero que después de un tiempo de practica y reflexión, yo también pueda llenarme de aprendizajes y vivencias que pueda traer a mi propia vida y eventualmente compartirlos con todos ustedes.

Finalmente, en la medida de lo posible y sin poner en contradicho mi entrenamiento, estaré compartiendo algunas experiencias que considere significativas de este viaje. Sin embargo, por obvias razones no podré estar tan atento a correos, mensajes o llamadas (cuando pueda los revisaré y contestaré). En este sentido, les pido un poco de paciencia si están interesados en nuestros programas de entrenamiento mental y pongo a sus disposición el (442) 213-79-69 para cuestiones informativas.

Felices fiestas.

José Manuel Guevara Sancho

Anuncios

2 thoughts on “Es hora de guardar silencio, es hora de entrenar la mente.

  1. MUY AGRADABLE TU ANALISIS, ME GUSTO. APLICA TANTO PARA LAS CUESTIONES EN DEPORTE COMO PERSONALES. HOY ESTOY BUSCANDO INFORMACION QUE ME ORIENTE A MI AUTOCONTROL, TENEMOS UN GRUPO DE AMIGOS MIXTO EN VOLEIBOL, AYER TUVIMOS UN RESULTADO MALO, ME MOLESTE CON EL EQUIPO EN ALGUN MOMENTO PORQUE SE EMPEZO A JUGAR MAL Y FALTABA ACTITUD. MI MOLESTIA FUE CRECIENDO HASTA QUE LOS CONTAGIE Y LOS HICE MAS INSEGUROS Y EMPEZARON A FALLAR MAS. AL FINAL NO PUDIMOS RESOLVER EL RESULTADO Y PERDIMOS. PLATICANDO CON TODOS ME HICIERON LA CRITICA PRESISAMENTE QUE YO LOS CONTAGIE. QUIERO VER DE QUE MANERA PUEDA AYUDARME , YO JUEGO Y DIRIJO TAMBIEN.

    Me gusta

    1. Francisco,

      Muchas gracias por tu comentario.

      En cuanto al autocontrol, creo que lo primero es darnos cuentas que no somos víctimas de nuestras emociones (aunque a veces parezca lo contrario). En otras palabras que entre la chispa y la flama existe un espacio que poco a poco podemos ir llenando con consciencia plena para tomar mejores decisiones. Y este nuestras emociones y pensamientos no son el problema, el problema es cómo reaccionamos muchas veces a estos.

      Te dejo estos dos videos que me gustan mucho y que abordan precisamente lo que podemos hacer cuando sentimos que una emoción esta por dominarnos o ya lo está haciendo para intentar recobrar la calma. Ojalá sean de interés y sobre todo de utilidad.

      Por otro lado, si entras a enbuscadeantares.com y buscas autocontrol, ahí encontraras varios textos de mi autoria con información y prácticas sobre este tema.

      Un saludo,

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s