Empezar a entrenar tu atención es tan fácil como comerte un dulce.

IMG_1106Matt: “Nadie me había comprado un helado desde que mi papá murió”.

Stick: “¿A qué sabe?”

M: “A vainilla”.

S: “Todos sienten el sabor de la vainilla. Pon un poco más de atención, usa tus dones. ¿Sabes que tienes?…granos de azúcar, vainas de vainilla, leche de tres granjas distintas en dos estados. Un conjunto de químicos sacados de la tabla periódica y tierra de la mano del hombre que te lo sirvió” Daredevil, Temporada 1: Stick.

Como se ha mencionado en repetidas ocasiones en este espacio, la capacidad de enfocar nuestra mente en los estímulos relevantes, discriminando sobre otros que no lo son, y la habilidad para concentrarse en los momentos oportunos, son primordiales para el óptimo desarrollo de cualquier actividad deportiva (Cabrera María). En otras y más simples palabras, que un atleta que es capaz de atender al momento a momento de la competencia, dejando pasar errores u oportunidades perdidas del pasado o la divagación hacia expectativas o un eventual resultado, no solo será un deportista que podrá desempeñarse mejor, sino que incluso disfrutará más su entrenamiento o competencia.

Sin embargo y como también he escrito en repetidas ocasiones, es una realidad que la capacidad de atención y concentración humana es muy limitada; según estadísticas, como máximo pasaríamos unos once minutos de media hora concentrados en una actividad antes de que algo o alguien nos interrumpa. (García de Oro Gabriel).

No obstante, la atención es una habilidad que se puede estimular, desarrollar y perfeccionar y el fragmento de la serie Daredevil con el que inicié este texto me recordó uno de los ejercicios más básicos con los que podemos empezar a familiarizarnos con nuestra mente y con su capacidad de enfocar voluntariamente un determinado estímulo.

A continuación les comparto dicha práctica esperando que sea de su interés pero sobre todo de utilidad. Lo único que necesitaran para realizarla es un lugar tranquilo (donde no haya mucho ruido o los puedan interrumpir), una silla o sillón y una pasa, arándano o dulce.

¿Qué les pareció?

¿Notaron como su capacidad de atención/concentración se puede activar voluntariamente y trasladar a diferentes estímulos y/o sentidos?

Pues así como moviste tu foco del abdomen a la mano y de la mano a la boca, la próxima vez que te caches divagando en el terreno deportivo hacía cuestiones poco relevantes, que están fuera de tu control o que te hacen sentir emociones aflictivas, intenta aplicar los mismos principios de esta práctica y mueve tu atención a algo que verdaderamente este sucediendo en el aquí y el ahora: tu respiración, tu cuerpo, sus movimientos, el balón o la bola.

José Manuel Guevara S.

Twitter: jmguevaras

Facebook: JMental Training

JMENTAL114

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s