¿Se puede jugar “punto por punto”, “tiro por tiro” o “jugada por jugada”?

Para todos lo que hemos competido en el terreno deportivo, alguna de las frases que dan título a este texto sin duda nos parecerá algo común. Y es que para nadie debiera ser un secreto que para realizar cualquier actividad con excelencia, el poder enfocar toda nuestra atención en lo estamos haciendo en el momento a momento es fundamental. Sin embargo, del dicho al hecho hay un gran trecho y cuando hablamos de concentración humana es preciso decir que esta suele dejar mucho que desear.

Por ejemplo, en un interesante estudio dirigido por el Dr. Matt Killingsworth, investigador de Harvard, se encontró que el 47% del tiempo, desde que despertamos y hasta que volvemos a conciliar el sueño, los individuos estamos divagando hacía cualquier otra clase de pensamientos que poco o nada tienen que ver con la actividad que estamos desempeñando en ese momento: estamos en una clase o conferencia y nos acordamos de la película que vimos ayer, frente a la computadora y nos adelantamos a planear el fin de semana, platicando con un amigo y por ocuparnos de los pendientes ya no sabemos ni de que nos está hablando, etc., etc.

La mala noticia en este sentido es que en el deporte esta situación no cambia mucho; claro que cuando uno está en el calor del juego o competencia difícilmente divagará hacía la tarea, los amigos o la nueva serie, pero que tal hacía la preocupación de tener que enfrentar a un rival poderoso, a los errores cometidos en el torneo o competencia o las implicaciones de tener que cerrar un partido o una ronda. Y es que algo que también es especialmente relevante de la investigación de Killingsworth, es que mientras más emociones y más estrés nos generé un determinado estímulo, este más demandará nuestra atención.

Es así que ante un fallo o un tiro crucial, no debiera sorprendernos que nuestra mente se quede anclada al pasado o se vaya hacía el futuro. Lo anterior evidentemente no solo nos produce ciertas emociones (frustración, enojo y desilusión por un lado o ansiedad, nervios y presión por el otro) sino que nos resta capacidad de atención; por lo que suelen aparecer más errores provocados por el propio estrés o por alguna desconcentración.

Adicionalmente y sumándole a las malas noticias, Killingsworth también observó que el poder disfrutar plenamente una actividad está directamente relacionado con nuestra capacidad de mantener el foco en el presente y no divagar hacía el hubiera o al qué pasaría si.

No obstante, la buena noticia es que sí se puede “jugar punto por punto”, “tiro por tiro” o “jugada a jugada”. De hecho, prácticamente todos los deportistas hemos logrado esto en alguna oportunidad y que en la psicología deportiva se le conoce como “la zona” o el “estado flow”; un estado mental de completa concentración, de gran claridad y en donde la discursividad mental se reduce a tal grado, que nos es posible centrarnos totalmente en la experiencia que estamos viviendo.

Ahora, las veces que la mayoría de los deportistas reportan haber llegado a este estado son considerablemente bajas en proporción a las veces que entrenan o compiten, por lo que es fundamental que los atletas que quieran llegar a desarrollar su máximo potencial y poder disfrutar cada una de sus experiencias empiecen a entrenar la mente.

¿Cómo?

Bueno, en los últimos años las neurociencias han descubierto que la práctica de la atención plena o mindfulness (práctica que cada vez más deportistas de élite utilizan), es especialmente efectiva para este objetivo. En realidad a través de este entrenamiento podemos modificar literalmente la forma en que nuestro cerebro funciona (neuroplasticidad) y entonces tener un poco más de control sobre nuestra constante y muchas veces inconsciente divagación mental.

Por lo que por último y para que te motives a empezar a entrenar la mente, aquí te dejamos una lista de algunos atletas sobresalientes en sus respectivas disciplinas que practican atención plena como parte de sus rutinas diarias de entrenamiento, así como otros textos relacionados con diferentes ejercicios para comenzar a familiarizarse con esta práctica.

MindfulAthletes

José Manuel Guevara S.

Twitter: jmguevaras

Facebook: JMental Training

Entradas Relacionadas:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s