¿Es verdad que estamos locos los corredores?

Por: Fernanda Cajigas

Anything that the mind can conceive and believe, the body can achieve- Napoleon Hill

Como más de alguno sabrá, el salir a correr o running ha proliferado notablemente en los últimos años. Jóvenes, adultos, mujeres, niños y deportistas de alto rendimiento se unen día con día a clubs de corredores y carreras de calle.

Y fue precisamente al sumergirme en esta reflexión e introspección, cuando las primeras preguntas surgieron. ¿Qué es lo que tienen en común todas estas personas para decidir tomar los tenis, fijar su objetivo y empezar a entrenar para lograr una meta?, ¿Qué es lo que cada día los motiva?, ¿Es acaso pura condición y entrenamiento físico lo que se necesita?

Si bien sabemos, ser practicante de cualquier deporte requiere un gran compromiso, determinación y entrega. Pero ¿en qué momento decide una persona llevar algo tan simple como su pasatiempo favorito, a una cuestión más seria como lo es un deporte?, en el cual, los tiempos y la preparación toman un significado diferente, y que, aunque los objetivos pudieran parecer distintos, hay uno que los une: ser mejor en cada entrenamiento.

Cada quien tendrá motivos particulares y personales para cumplir su meta y en las siguientes líneas me gustaría compartir los míos.

Siempre he sido una persona atraída al deporte, uno de mis sueños de niña era ser nadadora profesional y llegar a Las Olimpiadas. Por circunstancias adversas, deje la natación y hace aproximadamente dos años decidí salir a correr. Nadie me explicó cómo hacerlo, o mucho menos si lo estaba haciendo bien o mal, simplemente lo hice.

Desde el primer día me di cuenta que correr me daba una satisfacción inexplicable e incomparable. Desde ese primer día algo en mí y en la forma de percibir muchas cosas cambió. La manera de enfrentar conflictos personales tomó un giro distinto, incluso la forma en que solía tomar decisiones. Específicamente relaciono este cambio con la oportunidad de lograr aclarar la mente mientras se corre; dentro de mi experiencia, esto fue una especie de revelación, una forma de estar más consciente y atenta a todo lo que sucede a mi alrededor, desde algo tan sencillo como el sentir el viento, hasta algo tan complejo como el constante enfrentamiento con los propios pensamientos.

Para aquellos que están leyendo esto y hasta el momento no se han sentido ni un poco identificados, es probable que sean las mismas personas que ven a los corredores de distancia como unos locos. Esos mismos que te preguntan: “¿No te cansas?” “¿no te aburre correr tanto?” “¿Es sano correr tanto?”… “Te va a dar algo”. La respuesta es simple: esas personas no son corredores.

En mi corta incursión en el atletismo, he tenido la gran oportunidad de participar en algunas competencias regionales y nacionales. A pesar de no haber obtenido los resultados deseados, el solo hecho de haber llegado hasta donde estoy hoy en día me llena de satisfacción y creo firmemente que cada entrenamiento me acerca más a mis objetivos. La competencia es difícil, y más aún si te enfrentas con corredores que llevan toda su vida dedicada a esto. Me queda muy claro que la determinación y la fuerza de voluntad son la herramienta más importante de un corredor. En sí, me atrevo a decir que el entrenamiento físico es relativamente sencillo, aquí el verdadero reto consiste en poner la mente y pensamientos en orden, porque es precisamente con nuestra propia mente y miedos en donde está la verdadera competencia, es ahí cuando comienza realmente la carrera.

Adicionalmente, correr ayuda a tomar decisiones importantes e incluso a tener un examen de conciencia sobre la vida, porque es uno de los pocos momentos en los que se puede estar a solas por completo y en contacto con uno mismo.

Vivimos en un mundo que está en constante estrés y movimiento, y me parece que el mantener la mente saludable es algo que jamás debería darse por sentado, lo considero de igual importancia que ejercitar cualquier otra parte del cuerpo.
Muchas veces cuando no encuentro la respuesta, o no logro tener tranquilidad por cualquier motivo, el simple hecho de salir a correr 5, 10 o 20 km me da la paz que necesito.

Kara GoucherEs por eso que considero que correr es el deporte más completo porque además de estar ejercitando el cuerpo, se tiene la posibilidad de ejercitar la parte más difícil e indomable del ser humano: la mente.

Estamos vivos, es inspirador que al momento de correr se puede comprobar de una manera muy sencilla: nos movemos en dirección de la vida misma, siempre hacia adelante; no me queda duda de que cualquiera puede hacerlo y comprobarlo por sí mismo, solamente es cosa de quererlo y creerlo firmemente.

Facebook: JMental Training

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s