El deportista feliz.

Esta semana y motivado por el documental Happy (disponible en Netflix), quiero retomar el tema de la no permanencia de nuestras emociones placenteras y aflictivas en el terreno deportivo. Y es que por un lado, solemos creer que un gran logro nos dará felicidad, pero la realidad es que esa emoción durará mucho menos de lo que nosotros imaginamos. De hecho, a veces disfrutamos más imaginando lo que podría ser alcanzar esa gran meta (algo que nos desconcentra del momento presente), que en verdad consiguiéndola.

En contraparte, nos es común tenerle reserva y hasta temor a los fracasos por los pensamientos, emociones y sentimientos que podemos llegar a tener a consecuencia de un revés, pero de igual forma, la realidad es que esas ideas y sensaciones aflictivas durarán mucho menos de lo que nosotros imaginamos. De hecho y en el mismo orden de ideas, a veces sufrimos más imaginando lo que podría significar una derrota (algo que nos desconcentra del momento presente), que cuando está realmente se presenta.

En otras palabras y como dice el Dr. Daniel Gilbert, autor de “Stumbling on Happiness” en este bonito y recomendable documental:

“Mucho de lo que creemos sobre las causas de la felicidad simplemente no es cierto. La gente sobreestima el impacto que las situaciones positivas o negativas tendrán más adelante en sus vidas. Las personas creen que si les pasa algo bueno (y jugador aparece en el documental levantado el codiciado trofeo Vince Lombardi), estarán en éxtasis y que la alegría les durará una larga temporada. De hecho, sí están extasiados, pero la alegría dura poco. La gente también piensa que si les pasa algo malo (y ahora aparece un futbolista fallando un penal decisivo), como romper son su pareja, perder un partido de fútbol, que les echen del trabajo…estarán destrozados y que ese sentimiento durará por un largo periodo, pero la verdad es que esa sensación dura realmente poco. Por lo general, las personas lo hacen realmente bien cuando las cosas no están saliendo bien. Suena como la letra de una canción country, pero resulta que es verdad”.

Así que ya lo sabes, ahora que empiece tu año deportivo no asumas erróneamente que en cada partido, competencia o torneo te estás jugando tu felicidad o infelicidad. No, juega y compite sabiendo que suceda lo que suceda, bueno o malo, simplemente pasará. Esto no sólo te ayudará a gestionar más adecuadamente tus nervios, estrés y/o ansiedad, sino que te permitirá enfocarte en lo que verdaderamente importa: el presente.

De igual forma y cuando las cosas se compliquen, recuerda que no solo ese momento amargo eventualmente llegará su fin, sino que en esa dificultad existe una gran oportunidad para crecer como deportista, pero también como persona.

Para concluir y en cuanto, a la felicidad, les dejo una gran frase de “El camino del Guerrero”:

El viaje es lo que nos da la felicidad, no el destino”

José Manuel Guevara S.

Twitter: jmguevaras

Facebook: JMental Training

Happy – Official Trailer 2012:

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s