Y ahora, ¿cómo empiezo a entrenar mi atención?

En la entrada anterior los invite a poner a prueba su capacidad de atención y seguramente muchos de ustedes (la gran mayoría) llegaron a la conclusión de que esta es muy limitada; no es únicamente que nuestro cerebro solo pueda concentrarse plenamente en un objeto a la vez, sino que también se suele aburre con facilidad. Es así que muchas veces y a pesar de que iniciemos una actividad muy concentrados, lo más probable es que, más temprano que tarde, perdamos atención y eficacia sobre las acciones que estamos realizando.

Sin embargo, y la buena noticia, es que al concluir el texto también comenté que como “…tantas otras capacidades del ser humano, la atención también se entrena. Porque es un músculo que cuando se usa se fortalece y cuando no, se atrofia. Los resultados, lógicamente, son progresivos y podemos, poco a poco, ir alcanzando cuotas de mayor atención”.

Es por eso que en esta ocasión les comparto un nuevo y sencillo ejercicio para empezar a familiarizarse, no solo con la práctica de la atención plena (mindfulness), sino con su sistema voluntario de atención y con su mente.

Lo único que necesitarán para realizarlo es un breve periodo de tiempo, silencio y una pasa (también puede ser un arándano o incluso un chocolate) que deberán dejar al inicio de la práctica en sus piernas o en un mesa (lo importante es que este a su alcance).

 José Manuel Guevara S.

Twitter: jmguevaras

Facebook: JMental Training

Más sobre Mindfulness

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s