Si te enfocas en el cansancio, el cansancio crece.

Sin duda es interesante salir a correr grandes distancias. Es interesante ver como nuestra mente se va comportando conforme avanzamos en el recorrido e incluso desde antes que este comience.

Quizá fue difícil despegarse las sabanas, pero ya con los tenis bien puestos y después de unos cuantos movimientos de calentamiento, todo es motivación. Entonces decidimos correr 10, 15 o 20 kilómetros, 10, 12 o 14 vueltas al parque, o subir aquel cerro imaginando que al llegar nos sentiremos como Rocky antes de enfrentar a Drago en la cuarta entrega de la saga.

Iniciamos con gran energía, concentración y ánimo; vamos escuchando algo de música, saludando a quien se aparezca, observando el entorno y sintiendo con gran atención como el viento pasa por nuestro cuerpo.

Pero eventualmente todo comienza a cambiar (en qué punto depende en gran medida de la condición física de cada persona). Algo de cansancio ha llegado y la mente nos lo hace saber de inmediato cambiando nuestro foco de atención.  

Ya te cansaste; no lo vas a lograr; para por un momento; mejor inténtalo mañana; apenas vas a la mitad; ¿y ese dolor de rodilla?; no estoy preparado para una subida así; no alcanzaré el objetivo; una vuelta más y hasta ahí; no he progresado nada desde que empecé a entrenar; mejor ni me inscribo a esa carrera; voy a parar.

En ese momento, la claridad con la que iniciamos el recorrido ya no está; no sabemos en qué vuelta vamos, ya no sentimos el viento, las personas desaparecen y aunque la música sigue sonando, nosotros sencillamente ya no la escuchamos. Toda nuestra atención está el cansancio y entonces el cansancio se incrementa, se acentúa y se arraiga.

Y si bien es cierto que la fatiga, el dolor o un malestar pueden ser reales, para nadie debiera ser un secreto que también muchas veces es la mente la que nos está jugando una mala broma y entonces nos tienta con no levantarnos, con detenernos y con regresar para echarnos en un sillón.

En otras palabras, que más allá de que evidentemente hemos consumido cierta energía en los kilómetros que llevamos, la mente tiene la capacidad de hacernos sentir que ese consumo ha sido mucho mayor o verdaderamente elevarlo con la batalla interna que nos lleva a enfrentar.

¿Qué podemos hacer para recobrar claridad, estabilidad y perspectiva?

Si consideramos que es en dónde ponemos nuestra atención lo que nos está llevando a pasar ciertas dificultades, pues entonces debemos conscientemente hacer un esfuerzo por cambiar ese foco de concentración.  

¿Cómo?

Bueno, pues como dice Jesse Jiryu Davis, un experimentado meditador y maratonista, lo primero es reconocer que esos pensamientos son solo eso—pensamientos—y que no necesariamente deben ser nuestra realidad. En ese sentido, no se trata de intentar bloquear, negar o ignorar lo que nos viene a la mente mientras corremos, sino de darnos cuenta de las creaciones mentales que llegan, de obsérvalas y de finalmente dejarlas pasar como pasan las nubes en el cielo.

¿Y cómo las podemos dejar pasar?

Intenta lo siguiente. Cuando te des cuenta que tu mente está desarrollando ciertos pensamientos que no te llevan a nada o que simplemente no deberían estar ahí (preocupaciones del trabajo o la escuela, planes a futuro o algún recuerdo), lleva tu atención a la respiración:

  • Inhala por la nariz intentando sentir como el aire entra por tus fosas nasales y exhala lentamente por la boca ahora concentrándote en la sensación que esta acción produce en tus labios.
  • Cada vez que completes un ciclo de respiración cuéntalo e intenta llegar a cinco o a diez.
  • Listo. Si lo lograste, seguramente ese pensamiento perdió poder sobre tu mente.
  • Si perdiste la cuenta, no te preocupes. Simplemente inténtalo de nuevo.

Ahora, probablemente ese mismo pensamiento, u otro, se quieran apoderar de nuevo de tu atención. No te preocupes, es normal y tú solo debes tener la voluntad y la disciplina para enfocarte de nuevo en el ejercicio de la respiración.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

José Manuel Guevara S.

Twitter: jmguevaras

Facebook: JMental Training

PosterProgramaVerano (2)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s