¿Juegas “de afuera hacia dentro o de adentro hacia afuera”?

5476010_grande“La manera en que usted realiza una actividad es más importante para su felicidad que la actividad en sí misma” Kofman Fredy.

Uno de los primeros objetivos en el entrenamiento mental deportivo es logar que los atletas den prioridad al CÓMO (su rendimiento en el terreno deportivo) y no al QUÉ (el resultado). Lo anterior reditúa importantes ventajas en términos de satisfacción, estabilidad emocional, disfrute de la actividad y felicidad.

  • “¿De afuera hacia dentro o de adentro hacia afuera?”

Piensa en tu deporte. Piensa que elegiste esa disciplina porque fue la que más te gustó, la que más satisfacción te provocaba al practicarla.

Ahora pregúntate cuándo llegó el primer momento amargo. Seguramente fue cuándo conociste la competencia y cuando sentiste que la derrota no generaba emociones placenteras (como la victoria).

En nuestros primeros contactos con ese deporte (en mi caso el tenis) jugábamos simplemente porque disfrutábamos el hacerlo, pero después pasamos a buscar un resultado que nos generará cierto placer (jugar ya no era suficiente). Entonces nuestra dicha, gusto y felicidad empezaron a depender de un marcador, de un tiempo o de una marca. A partir de ese momento, algo que nos era muy disfrutable también nos podía llegar a hacer sufrir considerablemente.

Sin embargo, depositar nuestra felicidad en algo tan efímero, representa un enorme riesgo. Y es que no podemos determinar quiénes somos por los resultados que vamos o no, obteniendo. Pensar de esa forma es una vía rápida a la frustración, al desequilibrio emocional y a la infelicidad. “Las personas son infelices porque no tienen lo que desean. Y cuando lo obtienen son infelices porque no lo pueden conservar para siempre”. (Peaful warrior)

Y claro que los resultados son importantes, pero por un lado, estos no siempre están en nuestro control. Por el otro,  deben ser entendidos como una consecuencia del buen desempeño en el día a día.

Para Fredy Kofman, las personas que dan prioridad al QUÉ, viven de de afuera hacia adentro “tratando de llenar el agujero negro de la vacuidad con las cosas del mundo del mundo exterior…vivir de afuera hacia adentro implica sensación de vacío interior, de carencia que busca el alivio colmándose de objetos materiales, psicológicos, e incluso espirituales”.

Por otro lado, la personas que dan prioridad al cómo, viven de adentro hacia afuera y manifiestan “en el mundo el valor infinito que influye desde nuestro interior. Vivir de adentro hacia afuera implica la existencia de una desbordante riqueza interior que desea expresarse creando algo que trascienda la pequeñez del yo”

Finalmente y a manera de conclusión, les dejo textualmente el ejemplo que motivo este post y que creo, tiene una importante enseñanza del cómo debemos afrontar tanto la competencia como las actividades que emprendamos en la vida:

“Es posible jugar al tenis desde la carencia. En ese caso, el atleta tratará de ganar para probar que es “bueno”. Su motivación no es tratar de hacer lo mejor para ganar sino para derrotar a su adversario. Siente que al ganar demuestra que es el mejor, no sólo un mejor protagonista sino también una mejor persona. Un jugador de tenis que actúa desde la carencia, sin escrúpulos y obcecadamente dispuesto a ganar, a cualquier precio, tal vez intente distraer o lastimar a su oponente para obtener ventaja…Las actitudes deshonestas que parten de la carencia sólo se deben a la mente perturbada del jugador, que actúa de afuera hacia adentro”.

“También es posible jugar al tenis desde la plenitud. En ese caso, un jugador tratará de mostrar su destreza, su temple, y la incondicional posibilidad humana de ser. Un jugador de tenis que actúa desde la plenitud no buscará probar cuánto vale, porque para él es tan evidente que no necesita validación externa. No necesitará destruir a su adversario para aliviar sus temores. Un jugador consciente se entregará al juego en cuerpo y alma, y jugará para ganar. Su esfuerzo por ganar no se deberá a que el resultado sea lo importante, sino a que su esencia le exige dar el ciento cincuenta por ciento de su energía en la tarea que realiza”. Kofman, Fredy

José Manuel Guevara S.

Twitter: jmguevaras

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s