El expreso suizo toma velocidad.

Después de que Roger Federer dejara de ganar dos o tres torneos de Grand Slam al año, una pregunta (quizá injusta) se ha mantenido en el consiente de los amantes del tenis:

¿Cuándo se retirará el gran campeón suizo?

Es cierto, la productividad de títulos de Federer ha bajado considerablemente. Sin embargo su cosecha sigue siendo envidiable para cualquier tenista que esté por debajo del número tres del ranking mundial de la ATP.

Falta de hambre (por su ya inminente inmortalidad en el tenis), su edad, su familia, Novak Djockovic y su gran rival, Rafael Nadal, son las razones más visibles para explicar el por qué Federer no ha ganado un título de Grand Slam desde enero de 2010.

Desde mi particular punto de vista, las críticas a “Su Majestad” son parte de un problema de perspectiva; el suizo nos malacostumbro a ser imbatible por muchos años.

En 2003, Federer ganó su primer Wimbledon y a partir de ese año cosecho 11 títulos de Grand Slam en cuatro años.

Después de esa imponente racha, en 2008, los fantasmas del retiro y las aseveraciones de que Roger ya había dado todo, aparecieron por primera vez; Federer “solo” había logrado un US Open ese año.

En 2009 vino quizá la crisis más grande, Federer perdía en las primeras rondas de los torneos y ante rivales que antes aspiraban a ganarle dos o tres juego por partido. Las alarmas se encendieron; era hora de que una nueva generación “gobernará” el tenis.

Sin embargo, ese mismo año, llegó Madrid, la caja mágica y el suizo tocó la puerta de la historia una vez más. Federer había derrotado a Rafael Nadal, en arcilla, es su país y en vísperas de único Grand Slam que se la había negado (Roland Garros). Al torneo francés le siguió un Wimbledon más.

Hoy pocos le dan posibilidades a Roger Federer ante el actual número uno del mundo; “Djockovic es más joven”, “viene en mejor momento”, “tiene mejor físico”, “ya le agarro la medida”, “los partidos a cinco sets ya le cuestan mucho al de Basilea”, etc.

Quizá todo es cierto, pero cuidado. Federer está cerca de arrebatar otro pedazo de gloria, de romper, el que es probablemente, el único record importante que le falta coleccionar al suizo.

La final adelantada (en ronda de semifinales) entre Roger Federer y Novak Djockovic, le da oportunidad a “Su Majestad” de recuperar el número uno del mundo y entonces empatar y romper el record de semanas como número uno del mundo que aún posee Pete Sampras (286 semanas).

Sí, el serbio parte como favorito, pero cuando Federer tiene hambre, aparece “la peRFección”. Que a nadie le sorprenda si Roger vuele a romper los pronósticos y llega a la cita olímpica (único torneo grande que le falta ganar en singles) como el mejor del mundo y con  grandes posibilidades de subir a lo más alto del podio. 

José Manuel Guevara

Twitter: jmguevaras

DAY 11: FRIDAY 6 JULY

Partial Schedule

Centre Court
1:00 PM
 GENTLEMEN’S SINGLES – SEMI-FINALS
Novak Djokovic (SRB)[1]

v

Roger Federer (SUI)[3]

 GENTLEMEN’S SINGLES – SEMI-FINALS
Andy Murray (GBR)[4]

v

Jo-Wilfried Tsonga (FRA)[5]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s