Boletín 26. Entrena cuando tengas que entrenar y descansa cuando tengas que descansar.

“Soy un hombre joven, relativamente hablando. Treinta y seis. Pero me despierto como de noventa y seis… Gil, mi entrenador, mi amigo, mi padre sustituto, me lo explica de esta manera: Tu cuerpo te está diciendo que ya no quiere seguir con esto. Mi cuerpo ha estado diciendo esto durante mucho tiempo, le digo a Gil…Desde enero, sin embargo, mi cuerpo lo ha estado gritando. Mi cuerpo desea jubilarse, mi cuerpo ya se ha retirado. Mi cuerpo se ha mudado a la Florida y compró un condominio Sansabelts. Así que he estado negociando con mi cuerpo, para pedirle que salga de su retiro por unas horas más, un par de horas aquí, un par de horas por allá” Andre Agassi.

Todos los seres humanos tenemos un diseñador (nuestra mente, nuestro cerebro) y un realizador (nuestro cuerpo). El Diseñador sueña, piensa, planea, compone, organiza, ve a futuro y ordena al realizador. El realizador obedece. Si bien, pensar requiere de una importante cuota de energía, el cuerpo es el que absorbe la mayor parte del desgaste en un día.

En otras palabras y para los deportistas, el diseñador grita: corre, entrena más duro, levántate temprano, no te rindas, pelea cada bola hasta el final, no es suficiente, esfuérzate más, no hay imposibles, no descanses, no pierdas el tiempo, no es hora de descansar, etc. El realizador obedece.

En su autobiografía, Andre Agassi, platica y nos deja ver como hacía el final de su carrera deportiva su realizador vivía en conflicto con su diseñador. Su cuerpo no podía más y sin embargo, su mente le pedía no retirarse, le pedía jugar más partidos, ganar más torneos y no dejar de hacer su máximo esfuerzo en cada encuentro.

Lo anterior es un problema común para deportistas, entrenadores, y simplemente no nos permite reconocer los tiempos de entrenar y los tiempos de descansar. Y así, el diseñador ordena y ordena hasta que un día el realizador decide ponerse en huelga: lesiones, hartazgo, burn out, problemas con el entrenador, problemas con los padres de familia y retiro prematuro del deporte.

Es cierto que la voluntad nos puede llevar a lograr grandes hazañas, pero querer no siempre es poder y a veces es difícil reconocerlo. Recuerda que antes que deportista, eres un ser humano, estimulable pero a la vez estresable.

Lo anterior por supuesto que no quiere decir que hay que dejar de luchar por un sueño, pero cuando nuestro estado física, mental o emocional está en juego es fundamental aprender a descansar y así conciliar al diseñador con el realizador.

José Manuel Guevara S.

Twitter: jmguevaras

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s