Boletín 22: 5 Tip`s para preparar tu próxima competencia.

Esta semana salgo con el Equipo de tenis del Tec de Monterrey Campus Querétaro  a la primera etapa del Circuito Nacional de Tenis Universitario (CNTU). Es por lo anterior, que en este boletín abordaré algunos aspectos básicos pero fundamentales de la preparación previa a la competencia para cualquier atleta, no solo tenistas.

-Haz una lista de tus objetivos para la competencia. Procura que estos sean primordialmente de rendimiento (si enumeras 5 objetivos que 4 sean de rendimiento y solo uno de resultado): correr por todas las bolas, echarle todas las ganas, mantener la cabeza fría, etc. Lo anterior te permitirá trazarte un camino, visualizar cómo quieres llegar a la meta (el resultado).

-Por otro lado, “Los objetivos planteados en términos de rendimiento permiten un estado psicológico más óptimo para la competencia y el entrenamiento, además benefician a obtener de manera más eficiente los objetivos de resultado”.

-“Controla lo que está en tu control”. En su autobiografía, Andre Agassi resalta la importancia de la frase anterior. La gran mayoría de las situaciones que suceden en una competencia están fuera de nuestro control: el clima, el rival, la actitud del rival, el árbitro, la pelota, la altura, etc. Sin embargo, existen otros elementos que si están en nuestras manos: la alimentación del día anterior, el calentamiento previo, tener nuestras herramientas (raquetas, calzado, goggles, etc.) listas, hidratarse adecuadamente, etc.

El célebre tenista estadounidense nos cuenta en “Open” que de las miles de situaciones que influyen en la competencia, él optaba por “obsesionarse” por las que estaban en su control.

-Cuida los niveles de estrés. Días antes de la competencia, tu cuerpo puede presentar diferentes reacciones fisiológicas a consecuencia del estrés.

El  estrés no es negativo, es una reacción que nos prepara para afrontar un reto. El estrés se torna negativo  y afecta nuestro rendimiento únicamente cuando este se prolonga por mucho tiempo.

Para intervenir sobre esta reacción que quizá no te deja dormir, te provoca sudoración o no te permite concentrarte en otras actividades, puedes respirar bajo la siguiente fórmula:

Respira en 4 segundos para tomar aire por la nariz de manera lenta, 4 segundo para retener y otros cuatro para soltar lentamente por la boca lentamente. Repite esta formula 5 veces”.

Ubica tus fortalezas, reconoce tus debilidades. Si bien es imposible anticipar como se presentará la competencia, hacer un guión (puede ser mental o escrito) en base a nuestras fortalezas y debilidades, puede ser de gran ayuda. Lo peor que puede hacer un atleta es llegar a “inventar” a la cancha, intentar cosas que no se han practicado y que no se basan en sus habilidades. A la hora de competir pon en práctica lo que has entrenado, no pienses en tus debilidades (esas están ahí y todos tenemos alguna) y sácale provecho a tus fortalezas.

-Cuando estés en la cancha piensa en la cancha, pero cuando estés fuera de esta, que tu mente no regrese. La competencia no debe obsesionarte. Cuando le preguntaron a Michael Jordan en qué pensaba antes de afrontar un partido, el contesto:

“Enfoco mi mente lejos de todo lo relacionado al juego y cuando el momento llega (el partido) me concentro en mis habilidades”.

Visualizar e imaginar cómo será la competencia por un largo periodo de tiempo produce niveles de ansiedad y estrés que ponen en predicamento el rendimiento deportivo. Así que deja ir los pensamientos relacionados al reto que estas por afrontar, realiza actividades que te permitan distraer tú atención de lo estrictamente deportivo: leer, ver películas, escuchar música, salir por un café con los amigos, etc.

El día de la competencia, lo mismo. Incluso minutos antes del compromiso puedes enfocarte más en calentar adecuadamente y no tanto en pensar lo que representa el campeonato.

Finalmente y como punto adicional, el más importante de todos: prepara tu competencia (y no solo hablo de entrenar). Llegar a una competencia sin prepárala es como llegar a una presentación (de trabajo o escolar) sin prepararla: los conocimientos pueden estar ahí, pero seguramente nuestro desempeño no será el mismo. No es lo mismo tener un guía que llegar a improvisar.

José Manuel Guevara S.

Twitter: jmguevaras

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s