Boletín 18. El perfil competitivo de los campeones del mundo.

A través de diferentes medios me han preguntado cuáles son las virtudes mentales y emocionales que observe en la selección mexicana sub-17 que  ayer culmino un largo proceso de trabajo ganando el campeonato mundial de la FIFA. En este boletín quiero destacar algunos elementos interesantes del perfil competitivo de los llamados “niños héroes”.

Objetivos.

El equipo nacional tenía objetivos claros, medibles y posibles. Y si bien, ganar (partido a partido) estaba dentro de la lista, el tri se enfocó principalmente en objetivos de rendimiento y que estaban en su control. Es decir, dio prioridad al cómo querían llegar a ese resultado (el qué): jugando bien a la pelota, atacando, entregándose, trabajando en equipo y siendo fiel a un estilo de juego.

“Los objetivos planteados en términos de rendimiento permiten un estado psicológico más óptimo para la competencia y el entrenamiento, además benefician a obtener de manera más eficiente los objetivos de resultado” (Grupo INSTINTO).

Los resultados siempre son importantes en el deporte, pero el cómo llego a esos resultados representa más en cuanto a aprendizaje y disfrute de la actividad—creo que todos pudimos observar a un equipo que se divertía jugando al futbol. Por otro lado, una obsesionada búsqueda por el resultado puede terminar con altos niveles de estrés y frustración.

Estabilidad emocional:

A lo largo del mundial la selección tuvo momentos complicados: se encontraron abajo en el marcador, perdieron ventajas, estuvieron a minutos de tener que enfrentar los penales y en algún partido los provocaron e intentaron frenar su buen juego en base a patadas.

A pesar de lo anterior y por lo general, el tri nunca perdió la motivación o la confianza en sí mismos, tuvo paciencia, no dejo de pensar con claridad y siguió luchando a pesar de las dificultades. Todas las anteriores son características de la inteligencia emocional.

Autoconocimiento:

El equipo mexicano se caracterizo por ser fiel a un estilo de juego sin importar el marcador. Lo anterior no es sencillo, muchos equipos que van ganando optan por renunciar al ataque e intentan defender a toda costa el resultado.

El que esta selección nunca dejará de buscar los partidos está directamente relacionado con el autoconocimiento (tanto individual, como de equipo). Ellos (jugadores y entrenador) sabían que su más grande fortaleza estaba en el proponer los partidos, así que apostaron por lo que mejor sabían hacer.

“Cuando el momento llega (el partido) me concentro en mis más grandes habilidades” Michael Jordan.

Trabajo en equipo:

El equipo enfrentó a grandes selecciones (Holanda, Francia, Alemania, Uruguay), bien preparadas (en diferentes aspectos) y con grandes deseos de triunfar. Sin embargo, fue la selección mexicana la que mejor supo aprovechar sus fortalezas (individuales y de conjunto). El equipo fue una orquesta en donde cada integrante desempeño magistralmente su función.

“Un buen miembro deliberadamente busca poner sus fortalezas en favor del equipo”. (“A good team member deliberately volunteers his strengths to the team”) Marcus Buckingham.

José Manuel Guevara.

Mental Trainer

Twitter: jmguevaras

Facebook: http://www.facebook.com/jmentaltraining

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s